21 de julio de 2012

ATOYAC DE ALVAREZ- BIOGRAFIAS...

El Gral. Don Juan Nepomuceno Álvarez Hurtado, llamado “el Patriarca del sur”, héroe de nuestra independencia y paladín de las luchas libertarias, nació en la hacienda de la “La Tachuela” del pueblo de santa María de la Concepción, Atoyac (hoy de Álvarez) el 27 de enero de 1790. Sus padres fueron don Antonio Álvarez, de origen español y doña Rafaela Hurtado, oriunda del puerto de Acapulco. Se incorporó a Morelos el 17 de noviembre de 1810, cuando éste llegó al pueblo de San Miguel (hoy Coyuca de Benítez) como soldado de su escolta. Morelos le confirió una comisión importante a Zacatula, haciendo buen cumplimiento, fue ascendido a Sargento Primero de la misma escolta. Tomo parte en la acción de Aguacatillo el 10 e diciembre, destacándose nuevamente el Sargento Primero Juan Álvarez., quien mereció ser nombrado por el Gral. En jefe Capitán de Caballería del Regimiento de Guadalupe. Después fue nombrado el día 9 de febrero de 1911 a Comandante de Regimiento de Caballería al que pertenecía. En Tixtla, fue atacada esta plaza por el jefe realista de Chilapa Juan Antonio Fuentes, el día 16 de mayo de 1811; dispuso Galeana quien defendía esta plaza, que Álvarez se pusiera al mando de una columna y rechazara a quien pretendiera introducirse al centro de la ciudad y no tan sólo la rechazó sino que la destruyó aunque con gran perjuicio para él porque salió gravemente herido con nueve balazos. Con su propio dinero facilito para los gastos de guerra, fortificó el cerro del Veladero en 1813 y en Pie de la Cuesta. Lo derrota Armijo, el día 15 de abril y sus bienes son confiscados por el enemigo. Como comandante Militar de la Costa Grande, vivió varios años entre montes, perseguido y en la miseria, pero sin claudicar. Él y Don Vicente Guerrero sostuvieron en el sur la causa de la independencia cuando parecía que el movimiento de rebeldía se había extinguido, Recibe el despacho de coronel en 1819. Desconoció el imperio de Iturbide y cooperó para el establecimiento de un gobierno republicano. Se le da el grado de General el 5 de julio de 1830. El traidor Picaluga invita a El, a don Vicente Guerrero y al Gral. Zavala a comer a bordo del barco “Colombo”, donde fue hecho prisionero Guerrero, escapándose Álvarez milagrosamente de éste cobarde atentado, ya que en ese momento por atender asuntos de la Comandancia Militar del Castillo, no le fue posible asistir, sin embargo hizo todo lo que pudo por salvarlo pero fue inútil, pues la nave enfiló mas adentro. Lucha en Venta Vieja, Acapulco, El Manglar, Dos Arroyos, Chilpancingo y otros lugares para sostener a Guerrero como el jefe de gobierno de la república. Secunda el Plan de Regeneración y se asciende a General de División, el 24 de Noviembre de 1841. En 1847 combate a los invasores norteamericanos nombrándosele Comandante General del Estado de Puebla. Tomó el mando de la división del sur, que dejo para ocupar el gobierno de Don Vicente Guerrero. Se sublevó contra el gobierno dictatorial del general Antonio López de Santa Ana (1854) proclamado el Plan de Ayútla, una asamblea reunida en Cuernavaca lo eligió presidente interino de la República el 4 de octubre de 1855; creó la Guardia Nacional y convocó a un congreso constituyente el 14 de febrero de 1856, que fue el que formulo la ley suprema de 1857. Álvarez abolió los privilegios del clero y del ejército, expidiendo un decreto que se llamo “Ley Juárez”. En ese tiempo se formaron dos partidos: el radical, encabezado por Álvarez y el moderado que dirigía Comonfort. Al fin de evitar otra nueva revolución, dio muestras de un gran desinterés, renunciando a su alto cargo el 8 de diciembre de 1855. Al abandonar la Presidencia pronunció estas inmortales y celebres palabras: “Pobre entré a la presidencia y pobre salgo de ella”, pero con la satisfacción de que no pesa en mi censura pública porque dedicado desde mi tierna infancia al trabajo personal, se manejar el arado para mantener a mi familia sin necesidad de los puestos públicos, donde otros se enriquecen con ultraje de la orfandad y de la miseria”. el 1º. De diciembre cedió el poder a don Ignacio Comonfort, que lo había acompañado en su gestión gubernamental como jefe de su gabinete ministerial. Falleció éste gran liberal guerrerense el 21 de agosto de 1867 en su hacienda “La Providencia”. “El Ruiseñor de Guerrero”, Nació en san Jerónimo el grande (hoy de Juárez) el 18 de abril de 1915. Hijo del señor José maría rosas y de la señora Irene Solís. Tuvo cuatro hermanos; Naty, Orália, Etelvína y enrique, estos últimos también artistas de fama en la radio y televisión. Fernando rosas hizo sus estudios primarios, parte de ellos en su pueblo natal y otra parte en el puerto de Acapulco. Sus primeros pininos artísticos como cantante los dios a conocer al lado del maestro Eutimio S. Flóres, Director de la “Orquesta Oriental” en Atoyac de Álvarez, Gro., interpretando los boleros de moda en esa época como “El Cisne”, “Noche en el Cairo”, “Lirio de Shanghái” y “Noche Criolla”. Puede decirse que le eclosión de su juventud la pasó en Atoyac, compartiéndola al lado de sus más íntimos amigos Rosendo Galeana Esteves, Rosendo Serna Ramírez, Luis arenal, Carlos Reyes, David Reyes Gudiño, Margarito Flores Quintana y el Sr. Wilfrido Fierro Armenta., quien lo acompañaba éste último frecuentemente con su guitarra en las serenatas a su novia la señorita Teresa Pino Gallardo, con quien se caso y de cuyo matrimonio nació una hija de nombre María de los Ángeles. En 1936 se fue a Chilpancingo a buscar trabajo, ya que en esa época tenia buenas relaciones políticas ante el gobierno. Al hacerse caro de la gubernatura del estado de guerrero el Gral. Alberto f. Berber, en sus fiestas intimas solía invitar a Fernando rosas para que cantara, robándose la simpatía del gobernante suriano, quien vio en el cualidades artísticas y una promesa para el estado, motivo por el cual lo recomendó para que trabajara en correos en la ciudad de México y al mismo tiempo se abriera en su vida una oportunidad como cantante. Radicando ya en la capital azteca, conoció a la hermana de la soprano maría luisa Santillán, con quien cultivó un nuevo romance amoroso, mismo que le sirvió para que la novia lo presentara a la soprano. Esta gran artista no dejó de reconocer en Fernando sus grandes virtudes al canto y por influencia le dio oportunidad de que actuara en la prestigiada Radiodifusora “X.E.W.” cantando en el programa del chocolate luxo, de una compañía Poblana. Fernando empieza a destacar interpretando entre otras canciones “Traigo mi 45”, la que llegó a grabar, así como “Punto Final”. Debido a la demanda que causara su primer disco, pronto fue contratado como artista exclusivo de la prestigiada firma “R.C.A.” Víctor, grabando canciones conocidas mundialmente, siendo éstas “Hoja Seca”, “Humanidad”, “Tuya Soy”, “Nosotros”, “Vagabundo” y otras más, mereciendo popularidad en los Estados Unidos, principalmente en Nueva York, así como en Cuba y otros países de América del Sur. Después de permanecer ausente por muchos años fuera de México, fue contratado para actuar en los principales teatros y centros nocturnos dela capital y al mismo tiempo grababa las canciones rancheras y cómicas “Cartas a Eufemia”, “El Papalote”, “Pénjamo”, “Pesos sobre Pesos” Y “El saxofón”, logrando su segundo Éxito en su país y Estados unidos. Regresa a México, tocándole la fatal noticia la desaparición de su entrañable amigo y paisano, el compositor José Agustín Ramírez, que falleciera después de una larga y penosa enfermedad en la capital azteca, el 12 de Septiembre de 1968. Asiste a los actos funerales que le rindieran en su estado natal, Guerrero, en el puerto de Acapulco, en donde lo despidió interpretando sus canciones, haciéndose acompañar por el famoso “Dueto Caleta” Y posteriormente regresa a la Cd. De México. Nuevamente destaca con temas de gran fama, acompañados por la orquesta de Pablo Beltrán Ruíz, una de las mejores de la Cd. De México, así como de reconocidos compositores y de su propio terruño, como Wilfrido Fierro Armenta. Después cae gravemente enfermo de meningitis, que le privó la vida el día 9 de Octubre de 1959. Sus restos mortales descansan en el Panteón Jardín de la Ciudad de México. Feliciano Radilla Ruiz (Boca del Arroyo, Guerrero; 1898 — Chilpancingo, 1940) fue un líder agrarista y político mexicano. Nació el 28 de septiembre de 1898 en el poblado de Boca de Arroyo, municipio de Atoyac de Álvarez, en el estado de Guerrero. Realizó sus primeros estudios en una escuela particular de Atoyac de Álvarez, viéndose interrumpidos estos por el estallido del movimiento social encabezado por Silvestre G. Mariscal en la Costa Grande del estado. A sus 17 años, trabaja junto con su padre en la elaboración de tejas, contribuyendo junto con sus hermanos José, Julia y Emilio en la prosperidad de la economía familiar, es en esta época cuando adquiere convicciones zapatistas y revolucionarias por parte de Manuel Radilla. La relación que los hermanos Escudero establecen con Manuel Radilla, hacen que el jóven Feliciano se vuelva simpatizante del escuderismo.El 17 de junio de 1923, Feliciano recibe el primer indulto al deponer las armas por parte del General Manuel M. Urbina, comisionado del gobierno federal en el puerto de Acapulco, Feliciano Radilla y su gente reciben por instrucciones del Presidente de la República la cantidad de 50.ºº pesos cada uno después del indulto. Feliciano Radilla regresa a la Costa Grande junto con sus demás compañeros de lucha indultados que se habían incorporado nuevamente al movimiento social encabezado por Manuel Téllez en Atoyac. En 1924, solicita al General Obregón junto con los Hermanos Vidales, créditos para la construcción de la carretera México-Acapulco. Se casa con la señora Doña Carlota Pinzón Ramos, con la quien nunca tuvo hijos. El matrimonio duró poco es por esto que comúnmente aparezca como su esposa Doña Petra García de la Cruz con quién procreó a Antonio y Feliciano. En 1926 Feliciano vuelve a las armas con Amadeo Vidales proclamando el plan de El Veladero con la participación del General Pablo Cabañas, en dicho plan exigen la expropiación de latifundios, el reparto agrario, la expulsión de los españoles y la nacionalización de los bancos. Los Vidales, Radilla y Cabañas mantienen su dominio en la sierra guerrerense logrando extender su influencia hasta Tierra Colorada. En 1929, Amadeo Vidales y Feliciano Radilla se establecen en el poblado de Cacalutla donde se propone la reorganización de la sociedad cooperativa agricola "Unión de Ambas Costas de La Sabana". En 1930, por decreto presidencial, se crea el centro de población agrícola en la Hacienda de los Cortés en Cacalutla recibiendo el nombre de colonia agricola "Juan R. Escudero" en la que Feliciano Radilla ocupa el consejo de vigilancia.Después de la muerte de Amadeo Vidales a manos de Acención Radilla, Feliciano ocupa la presidencia del Consejo de Administración de la Colonia, es nombrado presidente del Partido Socialista del Estado de Guerrero por instrucciones del Gral. Adrián Castrejón. A partir del 3 de junio, fue nombrado diputado federal suplente. En 1933, busca el fortalecimiento con otros dirigentes locales de la Liga de Resistencia Obrera y Campesina, para enfrentar el antiagrarismo del gobernador Gabriel R. Guevara. En agosto, convoca a un congreso en Iguala donde se forma la liga de comunidades agrarias y sindicatos campesinos del estado de Guerrero, quedando como delegado regional de la Costa Grande. Se hace cardenista y es nombrado candidato a diputado en representación de Atoyac por el Partido Nacional Revolucionario. El caciquismo tiende a fortalecerse, por lo cuál Feliciano crea los cuerpos de defensa rural conocidos como "reservas" o "guardias rojas" recibiendo el apoyo de la corriente cardenista. En diciembre, a pesar de la difícil situación que prevalece en la costa, Feliciano es nombrado secretario general de la liga de comunidades agrícolas y sindicatos campesinos del estado de Guerrero. En 1935, Radilla se dirige al Presidente Cárdenas para solicitar su intervención ante el gobierno del estado a fin de lograr garantías para la "reorganización de la colonia", el reestablecimiento de la escuela rural, la agencia de correos, la dotación de botiquines, apoyo crediticio, servicios y un plan de irrigación en beneficio de los colonos. Al ser nombrado gobernador del estado el general Berber, Feliciano exhorta a los campesinos a la organización en comités con el fin de exigir el reparto agrario. A mediados de 1937, se le plantean masivamente demandas en contra de la política de Berber quién establece alianza con los caciques y terratenientes. A principios de 1938, atendiendo los acuerdos con el General Cárdenas, Feliciano y Nabor Ojeda lanzan una convocatoria para realizar un congreso que impulse la unificación campesina, en dicho congreso se logra aglutinar el 95% de los delegados por parte de los agraristas. También, en este año apoyó la creación de la sociedad cooperativa "David Flores Reynada" de la fábrica de hilados y tejidosProgreso del Sur. En 1940, en el congreso de los campesinos celebrado en Ciudad Altamirano, Feliciano Radilla es postulado como candidato a Senador de la República. En este mismo año, Feliciano es asesinado a la edad de 43 años en un cuarto del hotel "México" en Chilpancingo, Guerrero, por el criminal Antonio Nogueda, hombre de confianza del primer mandatario de Guerrero. Sus restos descansan en el panteón municipal del poblado de Corral Falso. Nació en el poblado de El Porvenir , mpio. De Atoyac de Álvarez gro., de la zona cafetalera, el 15 de diciembre de 1936. Hijo del señor Cesáreo cabañas Iturio y de la señora Rafaela Barrientos Gervasio. Hizo sus estudios para Maestro Rural en el internado de Ayotzinapa, Gro., al recibirse, inicia sus actividades en las Escuelas Primarias Federales de los poblados de San Luis San Pedro, Mexcaltepec y “Modesto Alarcón” de Atoyac, Gro. En donde por dedicarse a la política y enseñar a los alumnos ideas Marxistas- Leninistas, fué acusado ante la dirección de Educación Pública del Estado y por tal motivo fue cambiado al estado de Durango, pero a petición de algunos padres de familia del citado plantel, lograron su reingreso Debido a su actitud doctrinaria, formó grupos de agitación en el antes mencionado plantel educativo, extendiendo sus ideas a varios maestros de la Escuela Urbana del estado, General “Juan N. Álvarez”, en donde logra dividir a profesores y padres de familia, ocasionando a la postre el asalto al edificio con un grupo de correligionarios (padres de familia de otras escuelas) y el desafuero de la Directora de la escuela Profra. Julia Paco Piza, acto que tuvo lugar el 22 de Abril de 1967. Ante tal agresión el Gobernador del Estado, Dr. Raymundo Abarca Alarcón, el Director de Educación Pública Profr. Prisciliano Alonso Organista y el Procurador Gral. De Justicia, Lic. Horacio Hernández Alcarás, tomarón cartas en el asunto. Sin embargo los mítines de protesta seguían su curso en contra de la Directora Julia Paco, actos que se realizaban en el Jardín Morelos de ésta Ciudad de Atoyac de Álvarez (hoy Plaza Cívica) hasta culminar con la terrible masacre ocurrida el 18 de mayo de 1967, entre manifestantes y fuerzas del Gobierno del Estado, con un saldo de cinco manifestantes muertos, siendo estos: Regino Rosales de la Rosa, Feliciano Castro Gudiño, Arcadio Martínez, Prisciliano Téllez y la señora Ma. Isabel Gómez Mesíno; heridos: Juan Reynada Victoria y Gabino Hernández Girón. Muertos de parte de la Policía Judicial y del Estádo: Héctor Avilés y Alberto moreno. Heridos el Capitán Enrique Arellano y el 2º. Comandante José Luis Álvarez. Pasados los hechos descritos, mismos que tuvieron lugar a las 10:45 horas del día en la citada Plaza Cívica, Lucio Cabañas se echó a la fuga, protegido por un grupo de mujeres que le cubrían para no ser agredido. A partir de esa fecha se remonta a la sierra cafetalera, de donde enviaba con frecuencia reportes a la prensa porteña dando a conocer el motivo de la causa que enarbolaba, siendo de defender a los campesinos de la explotación de los ricos y de la falta de justicia del gobierno, así mismo informaba en los periódicos los ajusticiamientos que llevaba a cabo; uniéndose en seguida con el también guerrillero Profr. Genáro Vázquez Rojas, que por circunstancias desconocidas se separaron, obrando cada quien por su cuenta organizando Cabañas un grupo de guerrilleros, denominándolo “Brigada Campesina de Ajusticiamiento de los pobres”, para combatir al gobierno y a los ricos, emboscando a los primeros y secuestrando a ganaderos, comerciantes y campesinos pudientes, pidiendo fuertes cantidades de dinero a cambio del rescate y al que no lo hacía era pasado por las armas, culminando con el secuestro del Senador e ingeniero Rubén Figueroa Figueroa, que tuvo lugar el 30 de mayo de 1974, siendo liberado después de tenerlo cautivo 102 días, el 8 de septiembre del mismo año por fuerzas del 27º. Batallón de Infantería al mando del Tte. Corl. Juan López Ortiz, Capitán 1º. Elías Ramírez Alcaráz y el Tte. Agustín Rivas, en el conocido lugar de El Quemado, Mpio. De Atoyac, Gro. A raíz del secuestro del Senador Figueroa y de las emboscadas que con frecuencia hacía a las fuerzas federales, la Secretaría de la Defensa Nacional por conducto de su ministro el Gral. De Div. Hermenegildo Cuenca Díaz, desató una tenaz persecución en contra del guerrillero, por medio de tanques de guerra, helicópteros e infantería, logrando parte de éstas fuerzas darle alcance en un punto determinado: El Ocotal de la sierra de Tecpan de Galeana, Gro., en donde en un encuentro encarnizado cayó abatido e compañía de sus últimos seguidores el 2 de Diciembre de 1974. El cadáver del Profr. Lucio Cabañas Barrientos, fue conducido al Cuartel Militar de Atoyac de Álvarez, Gro., en donde fue reconocido por la Profra. Genara Resendiz de Serafín y La Sria. De la Agencia del Ministerios Público Srita. Ricarda Alonso López, así como el agente del M.P. Lic. Raúl Orbe Berdeja y el Presidente Municipal Dr. Silvestre Hernández Fierro. Al boletinar la Secretaría de la Defensa Nacional su muerte, la prensa nacional y extranjera hicieron acto de presencia en ésta ciudad para confirmar la veracidad de la noticia y darla a conocer a sus respectivos órganos de información, pero en el cuartel el ejército les prohibió el paso y solo se limitaron a dar pocos detalles. Su sepelio fue simulado en el Panteón Civil de ésta ciudad, pero se supo por fuentes dignas de crédito que sus restos mortales fueron trasladados a la Ciudad de México, en donde fue sepultado.

                                        
                                                                      

MAPA DE ATOYAC DE ALVAREZ, GRO. MEXICO